Skip to content

4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRL

3 Abril, 2021
4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRL

¿Qué sería de un buen drama televisivo sin un pequeño romance de chico malo? Si bien a todos nos gusta envolvernos en una jugosa historia de amor, es importante tener en cuenta que muchos programas convincentes son buenos para romantizar comportamientos poco saludables. En la televisión podemos percibir a un personaje masculino que persigue continuamente a un personaje femenino como lindo y entrañable, pero si esto sucediera en el mundo real, se consideraría acecho. Por un lado, estos programas pueden dar a los jóvenes la impresión de que este tipo de comportamiento es normal. Y, por otro lado, también pueden ayudar a iniciar una conversación significativa sobre las relaciones tóxicas.

Aquí hay cuatro programas populares de Netflix que normalizan el comportamiento manipulador.

usted

4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRLCortesía de Netflix

El apuesto Joe Goldberg se encuentra con la aspirante a escritora Guinevere Beck en su librería y se enamora instantáneamente. Joe comienza a infiltrarse lentamente en su vida acechándola a través de las redes sociales. Su estrategia funciona y los dos comienzan una relación. Lo que hace que este programa sea único es que Joe narra sus pensamientos directamente al espectador. Mientras Joe justifica su comportamiento inapropiado alabando su amor por Ginebra, está manipulando a la audiencia y también a su interés amoroso.

Hay varios momentos de vulnerabilidad de Joe que lo hacen casi comprensivo, lo que puede ser la razón por la que muchos fanáticos se han enamorado del personaje, a pesar de que no es una persona con la que nadie debería querer salir en la vida real. De hecho, el actor Penn Badgley ha encontrado tan inquietante la glorificación de Joe que ha utilizado las redes sociales y las entrevistas para instar a los espectadores del programa a que dejen de romantizar a los hombres peligrosos.

Élite

4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRLCortesía de Netflix

El programa español de Netflix, Elite, sigue a tres estudiantes de entornos laborales que son aceptados en una escuela privada en España. Una de las principales relaciones que se producen es entre la becaria musulmana Nadia y el privilegiado Guzmán. La relación comienza con una nota tóxica cuando Guzmán intenta quitarle la virginidad a Nadia porque un amigo lo desafía. Aunque Guzmán siente algo por Nadia, pronto se entera de sus planes y no quiere tener nada que ver con él. Para demostrar su lealtad, Guzmán insiste en que es un buen tipo porque no terminó la apuesta y se acostó con Nadia mientras ella estaba intoxicada en su casa. Pero Nadia no compra su excusa. Cuando ella lo rechaza, Guzmán le echa la culpa a ella, dando a entender que ella quería que él hiciera un movimiento. El gaslighting es un signo distintivo de una relación poco saludable. A diferencia del amor, las parejas enfermas manipulan a su pareja hasta que dudan de sí mismos o asumen la responsabilidad del comportamiento de su pareja. El intento de Guzmán de encender a Nadia y manipular sus sentimientos hacia él con sus disculpas solo demuestra que es tóxico.

Por trece razones

4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRLCortesía de Netflix

Hay muchas relaciones y amistades poco saludables en esta serie que se pueden explorar aquí, pero nos centraremos en Bryce y Chloe. Su típica relación de deportista y animadora da un giro cuando Bryce es arrestado por violación. Chloe comienza a experimentar el monstruo que él ha sido acusado de ser cuando la fuerza a situaciones sexuales en las que no quiere participar. Mientras pasa el rato en su casa de la piscina, Bryce inicia el sexo con Chloe. Su desinterés por el sexo no detiene a Bryce. “Estás bien, ¿verdad? … Quieres esto, ¿no?” dice mientras la desnuda. Aunque Bryce dice todas las cosas que esperarías de una pareja cariñosa, su comportamiento manipulador deja muy poco espacio para que Chloe se oponga al sexo. A medida que se desarrolla la escena, queda claro que estas preguntas funcionan más como afirmaciones para justificar su comportamiento, que preguntas para establecer el consentimiento.

En mi cuadra

4 programas de Netflix que normalizan la manipulación IRLCortesía de Netflix

Es difícil no apoyar a Monse y Cesar, que han sido mejores amigos desde la infancia y ahora están involucrados románticamente en secreto. Su relación, aunque entrañable, no deja de ser dramática. Cuando César se queda sin hogar después de no poder eliminar a otro pandillero, Monse se convierte en su muleta emocional. Lista para escapar de su violento vecindario, Monse le dice a César que está pensando en quedarse con su madre separada. Sin embargo, después de que César confiesa sus sentimientos por ella, Monse decide abandonar la conversación por completo; probablemente debido a su sentido del deber y lealtad hacia él. Durante otro incidente en el baile de su escuela, Monse revive el asesinato de su amiga e intenta irse; pero Cesar tiene otros planes. Él le ruega que se quede porque “la necesita”, antes de advertirle que si ella se va, su relación se acaba.

Teniendo en cuenta el escenario de este espectáculo, es difícil no sentir al menos un poco de simpatía por Cesar. Todos hemos experimentado situaciones que nos dejaron demasiado estresados ​​y requirieron apoyo emocional adicional de una pareja. Cuando esto sucede, un socio puede intervenir para ayudarlo a resolver las cosas, pero nunca debe llevar la peor parte de sus cargas. En última instancia, no es el trabajo de su pareja salvarlo. Cualquiera que manipule a su pareja para que crea que es así debería saber #thatsnotlove.

Las series de televisión están destinadas a involucrar a los espectadores con su contenido emocional y es fácil quedar atrapado en el arco de redención de un personaje en particular. Pero eso no significa que no debamos señalar el mal comportamiento cuando lo vemos, incluso si es en la pantalla pequeña.

Entradas relacionadas: