Skip to content

8 formas de crear el amor que deseas

14 Julio, 2021

El orador motivacional Tony Robbins dijo una vez: “Perdemos el tiempo buscando al amante perfecto, en lugar de crear el amor perfecto”.

Si bien la fase inicial de una relación parece fácil, la sublime liberación química del amor temprano solo nos llevará hasta cierto punto. Eventualmente, si queremos que la asociación dure, tenemos que arremangarnos y empezar a sudar.

Mi esposo y yo asistimos recientemente a un retiro matrimonial donde escuchamos de parejas que han sobrevivido a aventuras amorosas, problemas médicos, disputas familiares y otros tipos de angustias y obstáculos que quedan fuera de las páginas de los cuentos de hadas. Sus historias aplastantes inspiraron a todos en la sala con la convicción de que la infidelidad, la enfermedad, el estrés financiero y otras dificultades no tienen por qué terminar una relación. De hecho, a veces inauguran la mejor etapa hasta ahora. He resumido su sabiduría en las siguientes ocho estrategias para crear el amor que deseas.

1. Comprender las etapas de una relación.

Las relaciones son organismos cambiantes y en constante evolución. Adoptan diferentes formas a lo largo del tiempo. Inicialmente, hay romance, donde su cerebro está tan inundado de dopamina que ir de compras juntos se siente como un crucero por el Caribe. Inevitablemente, sin embargo, desilusión Sucede, cuando puedes cuestionar si te has enamorado. Algunos se sienten tentados a salir corriendo y buscar el pico de dopamina con otro compañero.

A menudo, la desilusión se transforma en pura miseria, la tercera etapa de una relación, donde dos personas que alguna vez estuvieron locamente enamoradas no sienten más que resentimiento y desprecio. Si logran sortear los distintos baches de esta etapa, llegan a despertar, una intimidad más profunda y satisfactoria que incluso el romance inicial.

2. No confíe únicamente en sus sentimientos.

La mayoría de los libros de autoayuda nos instan a confiar en nuestros sentimientos. El proceso de identificar nuestros sentimientos y alinearlos con la acción es una parte fundamental del crecimiento personal. Sin embargo, los sentimientos también pueden ser engañosos. Dada su naturaleza impredecible y voluble, a menudo no son un GPS confiable para las relaciones. Si no tenemos cuidado, pueden llevarnos por caminos sin salida.

Una relación comprometida es una serie de decisiones más que una colección de sentimientos. Al tomar la decisión diaria de hacer lo que se requiere para mantener una relación, limpiamos nuestro cerebro de parte de la interferencia estática que nos confunde. Esto nos da más energía para amar por completo.

Lo comparo con mantenerse sobrio. Si dependiera únicamente de mis sentimientos para determinar mi camino, estaría borracho. En cambio, tomo la decisión consciente cada 24 horas de no tomar una bebida.

3. Comprenderte a ti mismo.

Todos tenemos un bagaje del pasado que informa y da forma a nuestros comportamientos y conversaciones. La mayoría de nosotros hemos aprendido a protegernos del dolor y el rechazo con ciertas máscaras que usamos: el cuidador, el payaso, el matón, el perfeccionista. Identificar cómo las heridas anteriores impactan la forma en que se relaciona con su pareja puede brindarle una perspectiva más real de la dinámica de la relación. Con esta comprensión, puede abordar los problemas de manera más objetiva e interactuar de manera más justa.

Reescribir la narrativa que aprendió en la infancia nunca es fácil y lleva tiempo, pero conducirá a una relación más honesta y profunda.

4. No se limite a hablar, comuníquese.

Hablar es bueno, pero es solo el comienzo. La verdadera comunicación es mucho más complicada que una simple conversación. Es un proceso de aprender a describir sus emociones en detalle a su pareja para que tenga una oportunidad de comprender el mundo complejo entre sus oídos.

Durante el fin de semana del retiro, elegimos de un diccionario de sinónimos de adjetivos para describir nuestros sentimientos. Usamos sensaciones físicas, escenas de la naturaleza, imágenes mentales, animales, películas, recuerdos compartidos y nuestros cinco sentidos para expresar con gran detalle los matices y complejidades de nuestros sentimientos. Si bien pensé que esto era un poco exagerado al principio, el ejercicio resultó efectivo para comunicar emociones a mi esposo que asumí que él entendía.

5. Corra el riesgo de ser vulnerable.

Una cosa es desnudar el alma bajo la influencia de un subidón de dopamina. Otra es cuando te enfrentas a la desilusión y la duda. Sin embargo, este es precisamente el momento en el que debes ser brutalmente honesto con tu pareja y poner tu alma ante su mirada.

La sesión más poderosa del fin de semana para mí fue la de lo que se requiere para la confianza: honestidad, apertura y voluntad de cambio. Confiar significa entregarse el corazón el uno al otro por su custodia, lo que puede resultar aterrador para alguien cuyo dolor pasado les recuerda el precio de la vulnerabilidad. Sin embargo, es la confianza la que nos lleva a la última y mejor etapa de una relación, donde despertamos a una intimidad más allá de nuestra imaginación.

6. No evite la confrontación.

A pesar de la forma en que se siente, la confrontación es donde está el oro en una relación. Puede ser tentador evitarlo o manipularlo, pero ninguno resuelve el problema en cuestión. La confrontación constructiva se hace con respeto por la otra persona.

Crea algunas reglas básicas para luchar de forma justa. Por ejemplo, no menciones la historia pasada, mantente alejado de los insultos, no vayas por la yugular y cíñete a las declaraciones de “yo siento”. Puede consultar un diccionario de sinónimos de emociones y expresar sus sentimientos por escrito. Absténgase de una conversación difícil cuando tenga hambre, esté enojado, cansado o esté en el automóvil.

7. Aprenda su lenguaje de amor.

Todos absorbemos el afecto de manera diferente. Doblar la ropa puede decirle a tu pareja “te amo” más profundamente que una reserva en un buen restaurante francés o un álbum de recuerdos en el que pasaste una semana.

Según el pastor y autor Gary Chapman, las necesidades emocionales se satisfacen de cinco maneras: palabras de afirmación, calidad del tiempo, recibir regalos, actos de servicio y contacto físico. Aprenda el lenguaje del amor de su pareja para que pueda comunicar su aprecio y amor de la manera más eficaz.

8. Perdona y perdona un poco más.

“Llegas a amar”, dice el filósofo estadounidense Sam Keen, “no encontrando a la persona perfecta, sino viendo a una persona imperfecta perfectamente”. Todos somos imperfectos. Cuando dos personas pasan suficiente tiempo juntas, es probable que se lastimen entre sí. La transgresión no es tan importante como el rebote. Si bien puedes odiar el pecado, trata de amar al pecador. Haz todo lo posible por separar lo horrible que hizo tu pareja de la persona imperfecta y adorable que es. Confíe en que está haciendo todo lo posible por aprender de sus errores y hacerlo mejor la próxima vez.